lunes, 5 de agosto de 2013

No quiero que sepas todo lo que pasó. Mi vida sería tan distinta ahora. Pero está bien, está bien el presente, no es esto lo que me preocupa. No, yo no voy a culparte. Te condeno desde ahora. Ese momento en el que paré de llorar y me dije que nunca más me entregaría. No, cada mentira, ya las viví todas. Odio no darme cuenta que es la última vez, cuando es la última vez.

16 - Julio - 2013.