viernes, 10 de junio de 2011

Yo no puedo decir. No sé si te fuiste, me fui o simplemente dejaste de ser.
Otra vez ese verbo. Te fuiste (porque ya no estás) o fuiste (porque alguna vez dijiste "soy") y ya no sos. Pero hay algo seguro, y es lo que a veces me confundo: no es estar.
No es estar porque no estás, porque te fuiste (o porque fuiste y dejaste de ser).