viernes, 29 de junio de 2012

La chica se desespera. Se tapa la cara, dice "necesito", se agarra la cabeza, dice "no puedo". No sabe por qué pasa esto, no endiende cómo. "No hace falta pensar, con ser linda te alcanza". Con ser linda alcanza, sí. Pero pensar, lo arruina todo. Entonces se dice "por qué no?" y claro, por todo esto.