sábado, 6 de abril de 2013

Ella me hablaba de ser un hada que tocaba a las personas y seguía su camino... y yo me moría de ganas de dejarla e ir a probar todas esas nuevas cosas que estaba aprendiendo. Un PhD en cómo lastimar a la gente. Algunos... no sacan lo mejor de uno, aunque nunca hubiera podido hacer todo cuanto imaginé, porque todavía anhelaba mi sonrisa y las metas, y las cuestiones que no tenían tanto que ver con ese asunto de acumular memorias como trofeos y corazones rotos en un cajón lleno de fotos. No me interesan las fotos y no me interesan las cartas, y no quiero volver a leer lo que escribí. Y me tiro al piso y me lloro y me pido perdón de rodillas, y después me levanto, me río y me prometo que voy a estar mejor y que voy a ser mejor y que voy a intentar intentar