viernes, 5 de diciembre de 2014

Me acuerdo del día de la traición. Usé las palabras que me diste para hablarle a otra persona; para contarle las mismas mentiras e intentar convencerme.


Tu estúpida logorrea. Nunca lo que deberías decir. Nunca lo que quiero escuchar.