lunes, 2 de julio de 2012

No quiero hablar de esto

El problema es mi capricho. El problema, digo, es el mes de febrero. Que me hable y no me hable. Su indiferencia y mi actitud poco insistente.