jueves, 9 de mayo de 2013

Sobre todo porque digo Miedo -Cuánto tiempo pasa. Y lo pensé mil veces. Esperablemente (deberíamos inventar esa palabra), era más armónico en mi mente, o simplemente las palabras fueron mejor escogidas en el colectivo yendo o viniendo de algún lado, pero no cuando uno se sienta a escribirlas. Igual me dio un poco de gracia porque pensé en un juego de risas, no de sábanas, y salí corriendo a escribirlo. Pero todas las palabras ya fueron dichas, o aún peor: escritas; y están manchadas y están gastadas y quién sabe qué más. Repito hasta que se rompe el nexo, todo desaparece y hasta el silencio carece de sentido. Y cuánto tiempo pasa, y esto no termina nunca, y en diez años voy a tener treinta y pico, y dejá de mirarme así, "I am none of these things".