viernes, 28 de septiembre de 2012

Como la noche que me preguntaste y te tuve que mentir. Decir "bueno" no es decir que sí, tanto como mover la cabeza de izquierda a derecha no es decir que no. Y en todo caso, es tu culpa por andar haciendo preguntas que no quiero responder.