martes, 4 de septiembre de 2012

Elegíme a mí

La chica más linda tira la piedra y después se quita la ropa, para que sea más fácil verla o reconocerla o entender algo o confundirme un poco más. Primero tantea el terreno, no encuentra nada (yo suelo estar, pero soy invisible), tantea otros lados, ella nuca va a quedarse sin su salón de juegos. Ahora va a ser mejor esperarla en mi casa, ponerme cómoda, estar preparada con las sábanas limpias y el cenicero arriba de la mesa.