domingo, 2 de septiembre de 2012

You just don't love me and I just don't care

Otra vez la chica con su radar. Sí, estuve hablando con otras. Pero viene, me dice las cosas más lindas (la chica más linda) y se va. Siempre es lo mismo. En cuanto empiezo a hacer mi vida, la chica vuelve. Vuelve una y otra vez, y ahora pienso que quizás nos haya quedado algo pendiente (si aun que sea vinieras una vez por semana, yo te juro que sería fiel toda la vida, o al menos los primeros tres meses) y está bien, siempre quedan oportunidades y juegos de mesa y cerveza en la heladera.