jueves, 8 de marzo de 2012

19.30

Es acogedora esta hora. En una manera alienante de verlo, es amena. El cielo se pone de un color extraño, los autos que pasan por la avenida, forman o podrían formar cinco filas (sabés que siempre estoy contando todo). Yo tendría que hablar sobre esto, tendría que decirte estas cosas. Usualmente son tres filas, del lado permitido, a veces cuatro, cuando se quieren pasar. La gente que pasa caminando. Es agradable cuando se mira desde arriba. Uno no se integra, es un mero observador. Y claro que observo, veo a la gente que pasa. Pienso que alguno podría ser... No, no es esto lo que tengo que decir. Tengo que seguir hablando del color del cielo, de las nubes (tendrías que verlas) y de los autos que pasan. Y cómo observo yo, y con mi mirada quiero cruzar la 9 de Julio. No me doy cuenta, pero creo que siempre pienso lo mismo.