miércoles, 21 de marzo de 2012

I'll kick down your door if you don't let me in

La tercera persona del singular femenino se puede matar. Se sabe que es perder el tiempo, porque yo no puedo. Por qué no puedo? Porque no, mejor no. Ah, pero ella no lo sabe, que no tenga miedo, aunque no creo que sea miedo, ella nunca tiene miedo (ahora digo "ella" como si la conociera de toda una vida). Pero qué aburrido tener que explicarle todo esto. Qué aburrido hablar de mí, que hable de ella. No me importa. No es que no me importe, es que no me importa. Se entenderá esto que estoy diciendo? Me es indiferente cualquier cosa que haya pasado antes de hoy. Hoy, o el día que la vea. No es que no me importe, es que no me importa. No necesito. Estoy tranquila. No modifica, no complica, no enturbia las aguas de mi consciencia.