viernes, 3 de febrero de 2012

Lo complicado que es tener que ver todo esto otra vez. Pensá que son tres años. El mar, el cielo, el sillón, la habitación, el celular que ya no suena.