viernes, 17 de febrero de 2012

Pero me armé mi propia oficina en casa, estoy leyendo... voy a ir a ese seminario del que no te hablé, voy  a empezar a hacer los cursos, voy a volver a estudiar...

Vamos a estar bien así. Sólo que me debés algún libro de Sartre (ahá, Sartre).