domingo, 26 de febrero de 2012

Te acordás del día que me fui con otra? Y cuando volví llorabas tanto, yo te miraba. Yo, que ni siquiera podía consolarte. Vos llorabas y yo todo lo que hacía era repetir una y otra vez dentro de mi cabeza "se enteró, se enteró", pensando en cada persona que me había visto esa noche.

Pero no. Llorabas por tu propio asunto, pequeña traicionera.